Seguidores

sábado, 8 de mayo de 2010

¿Quién eres?


Si enciendes la tele, ves algo que tiene que ver con el problema de la sociedad de hoy, empezamos por los jóvenes, que pasan el día a día paseando los libros, pero hacemos una pausa, ¿qué hacen los padres de esos jóvenes mientras ellos pasean los libros?, yo lo sé, trabajar, sí, trabajar para llegar a casa y lo primero que tienen que oír de sus hijos es ‘’papá, ¿me das dinero?’’ o simplemente los ignoran.

Pero ¿para qué piden dinero?, eso tiene respuesta, porque sólo lo quieren para sus caprichos tontos, y en el peor de los casos, para tabaco, alcohol o drogas, sí, para lo que ellos ven como algo imprescindible para salir de fiesta y pasarlo en grande, o para poder ligar con la chica que te gusta, porque no eres capaz de dirigirte a ella sin ir colocado.

Bueno y qué decir de tu futuro chico, yo te lo planteo en un momento, eres un adolescente de dieciséis años que sólo piensa en vivir la vida al máximo a costa de tus padres, no quieres estudiar, y no quieres trabajar.

Vale, dicho esto, ¿quién te va a financiar tus fiestas cuando tus padres se cansen de ti?, y lo peor, ¿qué vas a ser en la vida?, y otra cosa, si te crees que vas a tener siempre el mismo éxito con las chicas, ya te digo yo que no, porque hoy día las chicas ya no buscan un chico con buen físico, porque el físico no te da dinero, ellas buscan un chico inteligente, con estudios o con un buen puesto de trabajo, para poder ser bien miradas en la sociedad, para poder llevar una vida buena sin tener que dar un palo al agua, esas chicas lo que no saben es que eso no es amor, porque ¿de qué vale una vida con todos los caprichos y sin alguien al que querer o por el que vivir?, esa vida no vale nada, ellas se creen felices, pero no lo son.

Volviendo al planteamiento de vida anterior, con esa súper carrera, yo te digo, los jóvenes de ahora, en general, damos pena, porque la fiesta no lo es todo, y porque no nos podemos pasar la vida en casa de los padres, porque tenemos que ser independientes, me da pena escuchar lo de ‘’Tío, me han quedado ocho’’, a lo que responde otro, ‘’¿sólo ocho? Vaya un empollón, a mí me han quedado diez tío, ya verás cuando llegue a mi casa…’’ pero cuando llega a casa, escucha la bronca de papá y a los dos días es fin de semana y ‘’fiesta tío’’.

Ahora, refiriéndonos a la palabra utilizada para los que estudian ‘’empollones’’, ellos en un futuro se reirán de estos, porque ellos son el futuro de esta sociedad, ellos, llegarán lejos y tendrán lo que quieran en la vida, ¿por qué? Porque todo lo han conseguido por ellos mismos.
Dicho esto, levántate, observa que bello es el mundo, qué bella es la naturaleza, sigue andando por casa y verás que bella es tu familia, que por muy pobre que sea, tu madre siempre tendrá el desayuno que más te gusta sobre la mesa, para ti, valora eso.

Ahora te pido que recapacites sobre el mundo, plantéate que quieres para ti en la vida, no quieras hacer lo que hacen todos, ve a tu modo y sé tú, valor lo que tienes, tu familia una casa donde estar bien, todos los caprichos que queréis, libros para poder aprender.

No seas tonto, valóralo, porque no todos pueden tener todo eso, ni siquiera libros, porque sólo viven para trabajar y no tienen dinero ni para un libro. Ya que puedes, aprovéchalo, porque en un futuro te pesará el haberlo ignorado.







Ana Díaz
3 de Abril de 2010

No hay comentarios :

Publicar un comentario